La fruta del manzano

Publicado: 28 abril 2016 en General

Yo escapaba de mi sombra para no dejar testigos, tu coleccionabas domadores de serpientes, yo tenía miedo de estar a solas conmigo, tú escondías en tu boca un pedazo de pan caliente, y yo que siempre fui Pompeya y tú la lava del volcán…tu piel que no engaña, pestaña del huracán, tú la jardinera de las flores que crecen junto a mi lecho, guardas la primavera bajo el pecho y el resto es poesía, el tratato de anatomía de tu triste soledad junto a la mía. Y mañana ya dirá la providencia si sabe el Universo de clemencia, lo que dice la experencia es que aunque soy un hombre ateo, sé que un Dios sin nombre te creó para ser la forma exacta de mi deseo y se que mi paseo se termina cuando tu dejas que entre a rezar en la mezquita de tu vientre. Y pobre de este Ulises al galope en busca del veneno que le salve de besos de Penélope…más que decir si nada es para siempre si el tiempo es un ladrón y el amor un accidente. Pero tú eres el sueño que sueño cuando sonrío la vida sin ti es un concierto en un teatro vacío, yo solo ansío ver la fiesta de tu sombra, cantar junto a la orquesta de tu voz cuando me nombra…

El amor es lo único que hay que ganarse en la vida, todo lo demás se puede conseguir robando…Gracias

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s