Un día en la playa…

Publicado: 2 agosto 2013 en La vida

Había una vez cuantro individuos llamados: “Todo el mundo”, “alguien”, “nadie” y “cualquiera”. Siempre que había un trabajo que hacer, “todo el mundo” estaba seguro de que “alguien” lo haría. “Cualquiera podría haberlo hecho, pero “nadie” lo hizo. Cuando “nadie” lo hizo, “alguien” se puso nervioso porque “todo el mundo” tenía el deber de hacerlo. Al final, “todo el mundo” culpó a “alguien” cuando “nadie” hizo lo que “cualquiera” podría haberlo hecho.

Anuncios
comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s